Barbara Hambly: La dragona que inspiró miles de mundos.

Por fín he terminado los exámenes y ya tengo un poco más de tiempo para ir trayendo contenido a un ritmo y calidad decentes (lo del ritmo puedo prometerlo, lo otro ya veremos) hoy vamos con una nueva dragona para nuestro listado. Una autora que fue un referente para muchísimos autores, algunos de la talla de Brandon Sanderson o Patrick Rothfuss. Una autora que entre sus muchas contribuciones al género replanteó muchas de las convenciones y tópicos, incluyendo además críticas y reflexiones en sus libros de tal manera que se cuelan en tu mente. Es decir, su dominio de la palabra era tal que no necesitaba una diatriba para denunciar una injusticia, ni siquier necesitaba enfocarla directamente podía pasar de puntillas sobre ella y aún así dejar al lector más conmocionado que si hubiera leído sesudas reflexiones sobre el mismo tema. Exacto, vamos a hablar de Barbara Hambly.

Biografía:

A diferencia de otras autoras de las que hemos traído, Barbara Hambly es moderna y está en la cresta de la ola digital por lo que tiene una preciosa página oficial en la que hay un apartado con su biografía. Esto le quita un poco de interés a este apartado pero también me facilita bastante el rastrear la web buscando datos de su vida. Igualmente si manejáis el inglés y preferís leer la versión completa en lugar del resumen que haré aquí de esa versión podéis verla pinchando en este enlace además en la bibliografía tendréis la web.

Barbara Hambly nació en California en 1951. Creció felizmente sin percances de por medio y estudió en la Universidad de California especializándose en historia medieval. Se enamoró de la literatura fantástica tras leer El mago de Oz. De ahí, al igual que tantos otros amantes de este género, fue recorriendo baldas y autores; leyendo los clásicos y las novedades por igual. De hecho afirma que en sus libros hay numerosas referencias a Tolkien, Mary Poppins e incluso al Fantasma de la opera.

Una vez se hubo sacado la carrera llegó a esa encrucijada que todos tememos: Encontrar un trabajo. Probó varios que iban desde maestra de karate (¿he mencionado que es cinturón negro? ) a modelo, camarera y guionista. Un poco de todo. Hasta que en 1982 le publicaron su primera novela: The time of dark (en español se llamó el regreso de los seres oscuros). A partir de esa primera novela Hambly se embarcó en una prolífica carrera como escritora y publicó varias sagas y guiones televisivos. Actualmente vive en Los Ángeles.

Resultado de imagen de Barbara hambly
Fuente: Barbara hambly

Sé que es una biografía escueta pero no me atrae demasiado la perspectiva de haceros un copia y pega de lo que hay en su web, además, lo de su web está traducido en wikipedia así que no veo necesario describiros cosas a las que podéis acceder fácilmente y que si pusiera tal cual aquí serían plagio. Y el plagio está muy mal.

Obra:

Voy a ser sincero: Si traigo a esta autora hoy es porque hace muy poco terminé uno de sus libros y puede que todavía tenga la mente dentro de él. Y de ahí viene mi enfado, que justificaré en un ratito, antes vamos con las formalidades.

Barbara Hambly fue una autora muy prolífica que cultivó especialmente el género fantástico pero que también escribió guiones televisivos y un poco de todo cómo, por ejemplo, ficción histórica. Así en un recuento rápido me salen unas 40 obras lo que es, desde luego, una cantidad envidiable. Pero cantidad y calidad no siempre van de la mano. Aunque hay excepciones y esta autora está en ese selecto grupo. A modo de ejemplo (ya sabéis que estas entradas son una introducción no un análisis extenso) hablaré de la que seguramente sea su novela más famosa: Vencer al dragón.

Imagen relacionada
Que preciosidad de edición. Fuente: Lektu

Habéis acertado, esa es justo la que acabo de leer. Antes de nada debemos situarnos en el tiempo porque la novela de Barbara Hambly sentará unas bases sobre las que se apoyarán autores en el futuro. Vencer al dragón se publicó en 1985 en un ambiente  saturado de copias de tolkien y literatura fantástica “tradicional” con sus elfos, sus dragones con montones de oro (sí, smaug, hablo de tí) y sus valerosos caballeros con el pelo al viento y brillante armadura. Ojo, esto no significa que las obras de esta época sean malas, muchas obras de fantasía escritas en esta época son increíbles pero pecaban de apegarse a unos patrones y tópicos que perviven incluso hoy en nuestro subconsciente. Aunque este no es el lugar de hablaros de cómo Pratchett parodió esos tópicos porque lo nuestro son las autoras, sí que es el lugar de hablar de como Barbara Hambly trató de manera irónica la fantasía tradicional, dejándonos algunos planteamientos interesantes que veríamos en el futuro: La concepción del dragón sabio, hechicero y no intrínsecamente malvado (Eragon…), la magia sujeta a leyes de intercambio y limitada en gran medida (Sanderson y muchos otros), la diferencia entre las leyendas y la realidad (cierto pelirrojo sabe de qué hablo) y otros muchos. Antes de que salte alguien sé que otras autoras también han tratado temas de forma parecida y agradeceré vuestras contribuciones en la sección de comentarios.

Vencer al dragón parte de una premisa muy simple: Un dragón aterroriza los terrenos del reino y se ha instalado en la ciudad dónde los gnomos guardan su tesoro. Mientras tanto, el reino se encuentra dividido por una guerra civil causada por una hechicera que manipula al rey. Cómo veis tenemos una mezcla entre El hobbit Las dos torres. La historia  continúa de manera típica: Un valiente pero inexperto joven parte rumbo al norte para encontrar al legendario asesino de dragones y pedirle ayuda para liberarse de la criatura. Aquí viene el soplo de aire fresco. Podría hablaros de esto pero mirando por la web he encontrado un resumen que creo que es mejor que cualquiera que yo pudiera escribir, obra de Victor Pozuelo   en su reseña de Vencer al dragón:

A Gareth, más erudito que guerrero, le mandan buscar al Vencedor de Dragones al norte. Él, que se ha leído los cantos y las odas y las sagas épicas, se espera que el campeón sea, no sé, una mezcla entre Harrison Ford en Indiana Jones y Arnold Schwarzenegger en Commando con la Virtud y Moral de Santiago Abascal (por la gracia de Dios) vestido de Caballero con una Espada Mítica, a lo Rey Arturo. Lo que se encuentra es… un pastor. Que además usa anteojos.

¡Los cuentos son eso, cuentos! Propaganda. El pobre Gareth creía que el matadragones había acabado con el reptil como cantan las canciones: de frente, espada en ristre, honor, fuerza. Qué carita se le queda cuando le cuentan que no, que le engañaron, emplearon veneno para debilitarlo y finalmente acabaron con él… con un hacha. ¡Un hacha! (“Vencer al dragón de Barbara Hambly – Reseña y opinión”, 2017).

Ya véis como la cosa va cambiando y saliéndose del típico relato de literatura fantástica. Además no es sólo que aborde los temas desde una manera tan distinta que roza la sátira sino que la prosa de esta autora es deliciosa. Tiene un estilo poético que, sorprendentemente, es ligero de leer. Con unos personajes bien construidos y de los que te encariñas rapido  aunque peca de recriminarse los mismos defectos en exceso. Por las reseñas de otros libros de esta autora que he leído parece ser que es parte de su estilo personal el crear personajes lastrados por sus decisiones y frustrados por las oportunidades perdidas.

Y aquí viene el motivo de mi enfado. Si habéis leído hasta aquí en lugar de marcharos a la librería más cercana a comprar el libro os habréis dado cuenta de que he dicho que he leído reseñas de otros de sus libros. Normalmente intento leer al menos parte de la bibliografía de una autora antes de hablar de ella (por no equivocarme fatalmente), siempre que mi cartera me lo permita (poco) pero en este caso se da algo que me indigna. Barbara Hambly es una autora que ha inspirado a generaciones enteras de escritores. Una autora con un estilo y una imaginación que no tienen nada que envidiar a ningún grande del género. A pesar de ello de sus más de 40 obras apenas hay unas diez editadas en español. Además, por lo que he visto en ediciones antiguas y que dejan mucho que desear. Esperemos que alguna editorial se anime a reeditar sus obras tal y como han hecho hace poco con vencer al dragón.

Resultado de imagen de barbara hambly libros
Como véis las ediciones de Timun Mas no eran gran cosa. Fuente: todocolección

Mientras que lo hacen os dejo unas cuantas reseñas externas de sus obras:

¡Gracias por leer!

Bibliografía:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s